El nostre blog

¡Mantente informado de nuestras novedades y noticias!

moodle-herramientas-para-todos.jpg

Moodle: una caja de herramientas para todos

En las últimas semanas estamos viviendo un conjunto de cambios totalmente imprevistos. La nueva realidad nos obliga a adaptarnos de forma rápida y -a menudo- poco planificada.

El ámbito de la formación es uno de los que se ha adaptado más rápido ya que disponemos de numerosas herramientas tecnológicas que nos permiten hacerlo. Si revisamos lo que se está haciendo estos días, observamos que en gran medida se ha optado por reproducir el modelo presencial al modelo no presencial ya sea en formato de webinar, grabación de videos, videoconferencia… en el mercado encontramos numerosas herramientas que nos ayudan a hacerlo.

Introducir la tecnología en la formación no es tarea fácil, especialmente si consideramos la tecnología como el apoyo para llevar a la práctica la experiencia de aprendizaje que hemos diseñado y no únicamente como el elemento que genera aprendizaje. Con la premura de estas semanas, hay ciertos aspectos que requieren repensarse.

Preguntas esenciales

Si ofrecemos formación en línea, tenemos que tener en cuenta tanto a quién va dirigido, cuáles son sus necesidades, de qué medios disponen, en qué contexto realizarán el curso (confinados con niños no es lo mismo que solos o en un despacho) y, la pregunta más importante: qué tienen que saber hacer cuando termine la formación. Esta es la pregunta que nos debería guiar para diseñar cómo será nuestro curso, las actividades que se realizarán, cómo será la experiencia global del participante, como lo acompañaremos, como le facilitaremos alternativas para que pueda conseguir sus objetivos. En definitiva, tenemos que hacer un diseño completo de la experiencia formativa. Y, como podéis ver, hay muchos aspectos a tener en cuenta.

Otro elemento importante con el que tenemos que trabajar es la herramienta tecnológica que nos tiene que dar apoyo para hacer todo lo que hemos diseñado. Corremos el riesgo de centrar el aprendizaje alrededor de una herramienta tecnológica concreta y que olvidemos lo más importante: el aprendizaje. Moodle es una herramienta muy potente, pero, como todo, depende de como la utilicemos. Los elementos más utilizados de Moodle son lo que permiten colgar ficheros, algún video o un cuestionario autocorrectivo simple. Pero Moodle nos ofrece mucho más. Es una caja con muchas herramientas que podemos usar de forma distinta. Depende de como la utilicemos, tendremos un resultado u otro. 

Revisa tu estrategia de formación

La situación actual ha permitido que muchas personas y entidades den el salto al mundo online, pero debemos tener en cuenta que este paso no se ha realizado en las mejores condiciones posibles y que, seguramente, será necesario revisar las decisiones tomadas en un marco más global para mejorarlo y establecer las mejores prácticas de cara al futuro. Que la premura no nos haga hacer las cosas mal, tenemos una oportunidad, aprovechemos para revisar y repensar qué hacemos con nuestra formación. ¡Mejorémosla! Te animamos a revisar tu estrategia de formación y ver qué puedes mejorar y optimizar.

La formación no presencial se caracteriza por moverse en dos ejes: el espacio y el tiempo. Está claro que no coincidimos en un espacio presencial, pero sí que podemos hacerlo en uno de virtual. Podemos coincidir en el mismo momento, por el que la formación será síncrona. Por ejemplo, en el ámbito comunicativo, las herramientas que nos ayudan a trabajar de forma síncrona son los chats, la videoconferencia… si no coincidimos en el tiempo, la comunicación será asíncrona. Herramientas como la mensajería o los foros nos pueden ayudar. Cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes.  

Cómo debe ser la formación

El Diseño Universal del Aprendizaje o DUA (UDL en inglés) nos proporciona un conjunto de principios y pautas para diseñar el aprendizaje de manera que puedan ser válidos para el mayor número posible de usuarios. Esto nos permite dotar de gran flexibilidad nuestro diseño para atender el máximo de necesidades posibles, ya que no todos los participantes empiezan desde el mismo punto de salida, ni tienen las mismas habilidades.

El DUA proporciona flexibilidad en las manera de presentar la información, así como en la forma en que los alumnos demuestran sus conocimientos y habilidades. Reduce barreras, proporciona adaptaciones y desafíos para todos los estudiantes, incluso los que puedan tener alguna discapacidad o limitación por cuestiones lingüísticas, por ejemplo.

Los 3 principios de la DUA son:

  • Principio 1: Proporcionar múltiples maneras de representación (el qué del aprendizaje)
  • Principio 2: Proporcionar múltiples formas para la acción y la expresión (el cómo del aprendizaje)
  • Principio 3: Proporcionar múltiples formas de comprometerse (el por qué del aprendizaje).

Cada principio tiene su conjunto de pautas para alcanzarlo. Si queréis saber más podéis consultar la página de CAST.

¿Qué nos ofrece Moodle?

Moodle nos proporciona muchas funcionalidades que, en general, las podemos agrupar en los siguientes ámbitos:

  • Comunicación
  • Colaboración
  • Evaluación
  • Proporcionar información

En general, Moodle nos permite aplicar los principios del DUA mediante sus herramientas. Trabajando con las distintas herramientas y teniendo en cuenta todo lo comentado hasta el momento podemos desarrollar acciones formativas que cumplan con su función y permitan mejorar las habilidades y conocimientos de nuestros alumnos de forma óptima. Es importante establecer buenos modelos para que podamos recurrir a ellos cuando lo necesitemos. A partir de ahora, lo tendremos que hacer a menudo.

TresipuntMoodle: una caja de herramientas para todos
Comparte este post